10 COSAS QUE VER EN BUDAPEST

Budapest es comúnmente denominada “la París del este” por algunos de sus paisajes y rincones. Pero afortunadamente, Budapest tiene una identidad propia marcada por sus muchas y muy variadas influencias.

Se trata de una ciudad monumental y llena de vida, profundamente definida por la tradición y cultura del Imperio Austrohúngaro. Pero también es un buen lugar donde relajarse, ya que sus numerosos baños termales ofrecen al visitante una experiencia única.

A continuación, os dejamos 10 lugares que hay que ver en vuestro viaje a Budapest.


Si buscas un free tour por Budapest puedes reservarlo aquí.  

BUDAPEST CARD: transporte público ilimitado, entradas incluídas a museos, descuentos en atracciones… 


 

EL CASTILLO DE BUDA 

El Castillo de Buda resume perfectamente la historia de la ciudad. La edificación original es del siglo XIII y fue ordenada por el rey Béla IV de Hungría, quien asustado por los saqueos cometidos por los mongoles en la cercana Pest buscaba un modo de proteger sus pertenencias.

Entre 1410 y 1420 Segismundo de Luxemburgo ordenó ampliar y proteger el fuerte. El castillo se fortificó tanto que, durante la conquista de la ciudad por los otomanos, resultó imposible acceder a su interior hasta la capitulación.

Tras la victoria otomana, Budapest se convirtió en la capital del Imperio y cuando los cristianos trataron de recuperar el control de la ciudad, en 1686, el castillo sufrió enormes daños.

En 1715 se comenzó la reconstrucción del castillo en estilo barroco.

Durante la Segunda Guerra Mundial la terrible batalla entre alemanes y rusos destrozó nuevamente el castillo.

A pesar de su atormentada historia, el Castillo de Buda sigue siendo el símbolo socio-cultural de la ciudad.

En su interior se encuentran iglesias, edificios públicos, el Museo Histórico y la Galería Nacional.

También destaca en el barrio de Buda el Bastión de los Pescadores, un majestuoso edificio de estilo neogótico y neorrománico.

Si queréis visitarlo con un tour guiado os recomendamos este. 

 

EL PUENTE DE LAS CADENAS

El Puente de las Cadenas o Puente de la Libertad, conecta los barrios de Buda y Pest.

Durante muchos siglos las dos ciudades permanecieron separadas, uniéndose tan solo en los meses de primavera y verano mediante puentes flotantes.

El puente se construyó en el año 1849 por orden del Conde István Széchenyi. Cuenta la historia que no pudo despedirse de su padre moribundo en Buda, ya que era pleno invierno y se encontraba en Pest.

 

Durante la Segunda Guerra Mundial el puente fue destruido por los alemanes para frenar el avance ruso, siendo reconstruido posteriormente en 1949.

El nombre del puente se debe a las “cadenas” que lo decoran lateralmente. 

Cruzando el puente hacía Buda se encuentra el funicular que llega hasta el Castillo. Este funicular llamado “Budavari Siklo” se construyó en 1870 y fue también destruido durante la II Guerra Mundial. De nuevo se puso en marcha en 1986.

 

PALACIO DEL PARLAMENTO

El Palacio del Parlamento es probablemente el edificio más conocido y fotografiado de Budapest.

Fue construido por el arquitecto Imre Steindl entre 1885 y 1904, inspirado por el Parlamento de Londres y la Catedral de Colonia.

El exterior del Palacio presenta un estilo gótico con agujas, arcos y ventanas que se contraponen al estilo barroco y renacentista del interior.

Para hacerse una idea de la magnitud de este edificio, solo hace falta destacar que cuenta con 27 entradas, 691 habitaciones y 10 patios.

Su situación, a la orilla del Danubio lo hace aun más fascinante.

Cerca del Palacio se encuentra el famoso monumento de los zapatos en la orilla del rio, inaugurado el 16 de abril 2005 en el día húngaro por la memoria del holocausto por su 60º aniversario.

Visita guiada al parlamento para no perderse ningún detalle.  

 

BASÍLICA DE SAN ESTEBAN

La Basílica de San Esteban es de estilo neoclásico, repleto de mármol, mosaicos y decoraciones doradas de gran belleza.

En su interior destaca la “Capilla de la Santa Diestra”, a la izquierda del altar mayor, y su cúpula a la cual se puede subir andando o en uno de sus cuatro ascensores. Desde la cúpula se observan unas maravillosas vistas de Pest.

 

GRAN SINAGOGA

Budapest siempre ha tenido una gran comunidad judía, por lo que la ciudad cuenta con 22 sinagogas activas. Entre ellas la más grande de Europa y una de las más grandes del mundo: la Gran Sinagoga.

Este edificio mezcla estilos arquitectónicos: bizantino, gótico, románico y morisco, resumiendo perfectamente todas las influencias que han marcado la ciudad a lo largo de su historia.

En el cementerio judío, junto a la sinagoga, se encuentra una obra del artista Varga Imre que representa la tragedia del holocausto. Se llama “Árbol de la Vida”, un sauce donde se han grabado todos los nombres de las víctimas húngaras del exterminio. 

⇒ Visita guiada a la Gran Sinagoga  

Tour por el Barrio Judío 

 

TERMAS

Visitar uno de los cientos de baños termales de la ciudad es prácticamente obligatorio en Budapest. Resulta muy interesante (y por supuesto muy relajante) para conocer una parte importante de la cultura de la ciudad.  Desde la época de los romanos, quienes fundaron “Aquincum” (ciudad cuyas ruinas se encuentran en la actual Budapest), la ciudad disfruta de unas magníficas termas. Posteriormente  los turcos y austro-húngaros fueron añadiendo sus propios detalles a los baños termales alcanzando el esplendor que aun mantienen. Por ello no resulta sorprendente que Budapest obtuviese el apelativo de “ciudad termal” en el año 1934.


Disfrutar de las termas es una experiencia única, sobre todo en invierno, ya que se puede disfrutar de sus aguas calientes en el exterior rodeados de la ciudad nevada.

Como la ciudad está repleta de ellas, destacamos el balneario de Széchenyi, un bonito edificio neobarroco de 1913, y el balneario Gellért, cuya piscina interior ha aparecido en muchas revistas y anuncios.

⇒ ENTRADA BALNEARIO SZÉCHENYI

⇒ ENTRADA BALNEARIO GELLÉRT

 

MEMENTO PARK

A diferencia de otros países del este que aprovecharon el final del comunismo para deshacerse de sus símbolos, Budapest ha decidido reunir todas las estatuas que “decoraban” la ciudad en la época de la dictadura en un gran parque.

Este parque, a una media hora del centro de la ciudad, toma el nombre de Memento Park. Aquí, junto a las estatuas de las grandes personalidades comunistas se encuentran otras de los soldados anónimos que la liberaron.

El parque está bien conectado con el centro de la ciudad por metro y autobús. Para más información sobre como llegar al parque podéis consultar su página web.

 

ISLA MARGARITA

En pleno Danubio se encuentra la Isla Margarita, hasta la cual se puede llegar fácilmente recorriendo el homónimo puente.

Esta isla es resultado de la unión de tres isletas: la isla Balnear, la de los Pintores y la de las Liebres. A finales del siglo XIX se unieron artificialmente formando una única isla, siendo bautizada con el nombre de la hija del rey Béla IV, quien se retiró a un monasterio en la isla tras la invasión de los tártaros.

En la actualidad la isla se compone de jardines, termas, piscinas y parques donde pasear o hacer deporte. Por ello, es uno de los lugares favoritos de los habitantes de Budapest, pudiendo huir del ruido de la ciudad o disfrutar de un baño en la piscina exterior del balneario Palatinus.

 

BASTIÓN DE LOS PESCADORES

Esta construcción realizada entre los años 1895 y 1902 parece una fortaleza (si se contempla desde la orilla del Danubio) que protege la Iglesia de San Matías, una de las más importantes de la ciudad junto a la de San Esteban.

El arquitecto al cargo, Frigyes Schulek, utilizó partes de la antigua fortaleza y añadió torres, terrazas y un toque de estilo neorrománico.

Las siete torres que forman el conjunto representan a las siete tribus magiares que se establecieron en el año 896 en la cuenca carpatiana.

El bastión toma su nombre del gremio de pescadores que defendían ese sector de la fortaleza, aunque nunca ha cumplido una función defensiva.

Se considera uno de los sitios más románticos de Budapest y muchos turistas lo visitan por las vistas que ofrece del barrio de Pest y sobre todo del Palacio del Parlamento.

 

PLAZA DE LOS HÉROES

La Plaza de los Héroes es una de las plazas más importantes de Budapest y sus estatuas conmemoran a quienes escribieron la historia de la ciudad.

Se encuentra en la Ansrassy ut, la calle más importante de la ciudad, y junto a ella forma un complejo arquitectónico declarado patrimonio de la UNESCO.

En el centro de la plaza se encuentra el “Monumento del Milenario” con las estatuas de los 7 jefes de las tribus que fundaron Hungría. La construcción del memorial comenzó cuando Hungría celebró sus primeros mil años.

Cuando los soviéticos ocuparon Budapest, fue utilizada para las celebraciones del Partido Comunista y los desfiles militares. En 1989 los restos de Imre Nagy, quien en 1958 condujo a los húngaros a la rebelión contra los soviéticos, fueron trasladados a esta plaza. 

DESCUENTOS Y OFERTAS PARA TU VIAJE

 

Actividades y tours en español 

Alojamientos en Budapest

Seguro de viaje con un 10% de descuento

Vuelos a Budapest

Guías de Milán

 

Artículos relacionados

Deja un Comentario

Al continuar utilizando nuestro sitio web, usted acepta el uso de cookies. Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información. Además puede consultar nuestro AVISO LEGAL y nuestra página de POLÍTICA DE PRIVACIDAD.

Cerrar