10 COSAS QUE VER EN ESTAMBUL

Estambul es una ciudad sin igual y con muchas cosas que ver. Es la única ciudad que se encuentra en dos continentes, cuenta con una historia de 26 siglos a sus espaldas, ha sido capital de tres imperios… Por estos motivos la ciudad ha heredado diversas culturas y religiones, reflejadas en la actualidad en cada rincón.

Y es que como dijo el poeta francés Alphose de Lamartina:

 “Si uno pudiera echar una sola mirada al mundo, debería mirar a Estambul”

Es normal perderse un poco cuando se visita la ciudad, ya que es muy grande (es el centro más poblado de Europa, con unos 15 millones de habitantes), llena de atracciones, mercados y experiencias.

Pese a ser un destino turístico muy frecuente, no hay que olvidar las frecuentes tensiones políticas y sociales. Para más información podéis consultar nuestra ficha sobre Turquía, y para las últimas actualizaciones sobre el país, la página web del Ministerio de Exteriores.


Descuentos y cosas útiles que os ayudarán con todo lo que hay que ver en Estambul:

Tarjeta de bienvenida de Estambul

Estambul: pase turístico para 30 atracciones principales

◊ Estambul: pase guiado de 5 días para el museo

◊ Free tour por Estambul ¡Gratis!


 

  • SANTA SOFÍA

Santa Madre Sofía o Hagia Sofia (del griego Divina Sabiduría) declarada Patrimonio de la Humanidad, fue originalmente una iglesia, posteriormente una mezquita y en la actualidad un museo.

Se construyó en el 537 por voluntad de Justiniano como catedral ortodoxa griega, se convirtió en catedral católica y tras la conquista otomana de la ciudad convertida en mezquita. Finalmente en el año 1935 Atatürk, padre de la Turquía moderna, la convirtió en un museo.

Destaca su enorme cúpula de 831 metros de diámetro y los prestigiosos mosaicos pertenecientes al periodo bizantino y cristiano (que salieron a la luz durante la conversión a museo). Además, su interior revela el testimonio de su pasado musulmán, con los bellos minaretes, el migran y las tumbas imperiales.

En marzo de 2019, el actual presidente turco Recep Tayyip Erdoğan ha afirmado que devolvería al Hagia Sofia el estatus de mezquita, asegurando que fue un gran error convertirla en un museo.

 

  • MEZQUITA AZUL

La Sultan Ahmet Camii, más conocida como Mezquita Azul, es una obra de arte de la arquitectura turca-otomana.

El apodo de Mezquita Azúl se debe a los más de 20.000 azulejos de color azul que decoran la cúpula y que dan vida a maravillosos juegos de luces, sobre todo al atardecer.

La mezquita se construyó a principio del 1600 por encargo del sultán Ahmet I, para competir con la cercana Hagia Sofia.

Hay una anécdota curiosa sobre esta mezquita. Se pretendía que fuese tan imponente que se construyeron 6 minaretes, el mismo número que los de La Meca, por lo que para evitar acusaciones de sacrilegio, el mismo Ahmet I financió la construcción de otro minarete en La Meca.

Su interior esta cubierto por más de 20.000 azulejos en cerámica de Iznik, y gracias a los tibios rayos de luz que entran por sus 260 ventanas se respira un aire sagrado y de gran respeto.

Su interior se puede visitar, siempre fuera del horario de oración, respetando los preceptos musulmanes: no se puede dejar ninguna parte del cuerpo descubierta y las mujeres deben taparse el cabello.

 

  • GRAND BAZAAR

El Grand Bazaar de Estambul (Kapali Çarši en turco) en un lugar imprescindible que ver en Estambul para conocer a fondo la ciudad.

Se trata del mercado cubierto más grande del mundo, con una extensión de unos 30.000 m2 y 4000 tiendas con mercancías de todo tipo: alfombras, joyas, libros antiguos, telas o cerámicas.

Es muy fácil perderse entre sus calles y puestos, pero es una experiencia única pasear sin rumbo en esta “ciudad dentro de la ciudad”.

Si encontráis algo que os gusta podéis regatear el precio. Podéis estar tranquilos ya que es parte de su cultura, ¡solo tenéis que aprender la palabra “Indirim”! (descuento).

 

  • PALACIO DE TOPKAPI

El Palacio Topkapi es sin duda el más bello de Turquía.

Construido en el 1493 tras la toma de Constantinopla, fue durante cuatro siglos la residencia de los sultanes del imperio turco-otomano.

No es casual que se construyera asomado al Bósforo, ya que de este modo se controlaba el tráfico marítimo que transitaba entre el Mar Negro y el Mediterráneo.

El palacio es una construcción enorme formada por varios edificios recogidos alrededor de 4 patios y protegido por 1400 metros de muralla. 

Para verlo entero se debería dedicar un día completo, por eso, la mayoría de los visitantes se limita a ver el Harem y el Tesoro imperial.

El Harem es un conjunto de unas 300 habitaciones reservadas exclusivamente al sultán, sus mujeres, los hijos, su madre y sus concubinas. 

Desde el cuarto patio se disfrutan unas vistas magníficas de la ciudad.

 

  • CISTERNA BASÍLICA

La Cisterna Basílica es sin duda uno de los lugares más mágicos que tenéis que ver en Estambul.

Se trata de la cisterna subterránea más grande de la ciudad, construida en el 532 por orden del emperador Justiniano I para abastecer a la ciudad de agua.

La Cisterna se construyó en el lugar donde se encontraba una basílica pagana, a la que debe su nombre, aunque con la conquista de los otomanos esta pasó a denominarse “Yerebatan Sarayi” (palacio subterráneo).

Para su construcción se utilizaron columnas y capiteles de edificios en ruinas.

Su historia es un poco convulsa, ya que fue abandonada y trasformada en vertedero. Fue en el año 1987 cuando fue restaurada y acondicionada para ser abierta al público.

Bajando por una pequeña escalera os encontraréis en un magnífico templo bajo tierra, con unos juegos de luces maravillosos creados por la presencia del agua. ¡No os perdáis las Cabezas de Medusa que se encuentran en la esquina noroeste!

Tour guiado de la Cisterna Basílica sin colas

  • MEZQUITA DE SOLIMÁN

La Mezquita de Solimán (en turco Süleymaniye Camii) se encuentra en lo alto de una colina y es la más grande de Estambul (y según algunos la más bonita).

Fue construida por Solimán el Magnífico, quien quiso levantar un complejo monumental formado por escuelas, alojamiento para los viajeros, un hammam, un hospital y una mezquita.

La mezquita se encuentra en una gran plaza desde la cual se tienen unas maravillosas vistas tanto de la ciudad como de la enorme cúpula y los cuatros minaretes.

En la misma plaza se encuentran también los mausoleos del Sultán y de su querida mujer Roxelana. No os perdáis el bonito patio exterior donde se encuentra la fuente para las abluciones.

La entrada a la mezquita es gratuita, aunque como en todos los edificios religiosos hay que respetar las normas de vestimenta y la sacralidad del edificio.

Mezquita de Solimán y los otomanos

  • BARRIO TAKSIM

Taksim es unos de los barrios más interesantes de la ciudad y es considerado uno de los más modernos.

Esta zona es ideal para ir de compras durante el día y para salir a divertirse por la noche.

El punto central del barrio es la Plaza Taksim donde se encuentra el Monumento a la República que representa a Atatürk.

Esta plaza es el lugar de celebración de eventos públicos y sociales (como la Nochevieja), aunque en los últimos años ha sido también escenario de protestas políticas.

Desde Plaza Taksim podéis recorrer la famosa Istiklal Caddesi, una calle peatonal llena de tiendas de lujo, que llega hasta Tünel (breve linea de funicular subterráneo, que es considerado el segundo metro más antiguo de Europa).

Se puede recorrer este kilometro y medio andando o bien subiendo al antiguo tranvía de los años 20.

En esta barrio se encuentra también el famoso Gezi Park, uno de los pulmones de la ciudad.

Free tour por el barrio de Taksim ¡Gratis!

 

  • TORRE GALATA

La Torre de Galata domina el perfil de la ciudad. Fue construida en el 1348 por los genoveses (quienes fundaron una colonia en Constantinopla) como elemento defensivo y la llamaron “Torre de Cristo”.

Después de la conquista turco-otomana la torre fue utilizada primero como prisión, después como observatorio y hasta el 1970 como torre para avistar incendios.

Con la llegada de la República se abrió al público.

Un ascensor lleva hasta la penúltima planta donde se encuentra un restaurante. Continuando por unas escaleras llegaréis hasta la terraza panorámica, desde donde se tienen maravillosas vistas de la ciudad, del estrecho del Bósforo y del Cuerno de Oro.

La visita es muy sugestiva al atardecer, cuando la caída del sol se entrelaza con las llamadas a la oración.  

 

  • PUENTE DE GALATA 

El Puente de Galata es el corazón de Estambul. Atravesando este puente, si miramos hacia el oeste desde uno de sus laterales miraremos a Europa y mirando al este estaremos frente a Asia.

El puente tiene una historia complicada, se cuenta que el primer puente se construyó en el siglo VI bajo el mandado de Justiniano I y tras muchos cambios el actual puente se construyó en 1992.

A día de hoy es un puente basculante largo 500 metros, con tres carriles y dos aceras ocupadas por pescadores. 

¡Cuidado! No hay que confundir este puente con el del Bósforo, este último es el que une Europa y Asia.

 

  • BARRIOS ASIÁTICOS

Estambul es la única ciudad del mundo que se extiende entre dos continentes. Por esa razón dejar la ciudad sin haber visitado el lado asiático sería una visita incompleta.

Es preciso destacar que pese a encontrarnos en asía continuamos en Estambul, por lo que no esperéis una ciudad del Lejano Oriente (sorprendentemente es una “decepción” común).

Para llegar, coged el ferry en Eminönü que os llevará hasta el barrio de Üsküdar.

Este barrio es uno de los más antiguos de Estambul, fundado por colonos griegos en el siglo VII A.C.

Aquí se encuentran más de 180 mezquitas, entre ellas la magnífica Semsi Pasa. Pero además de su importancia religiosa, destacan otros muchos lugares en esta zona. Como la Torre de Leandro (Kiz Kulesi) ubicada en una pequeña isla en el Bósforo y el Palacio de Beylerbeyi, construido por voluntad del sultán Abdülaziz en el siglo XIX.

Desde aquí podéis acercaros al barrio de Kadiköy. Este antiguo barrio es el lugar donde surgía la colonia griega de Calcedonia. En la actualidad es uno de los barrios más modernos de toda la ciudad.

Podéis aprovechar aquí para relajaos dando una vuelta por las tiendas y mercados o dando un paseo al lado del mar.

Parte asiática, Palacio de Beylerbeyi y Eyup

Visita guiada por la parte asiática + Palacio de Beylerbeyi

 

Seguramente después de tantas visitas os apetecerá relajaros un poco, y en Turquía no hay mejor forma de hacerlo que ir a un histórico hammam…¡una experiencia única!

Baño turco Aga Hamami

Artículos relacionados

Deja un Comentario

Al continuar utilizando nuestro sitio web, usted acepta el uso de cookies. Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información. Además puede consultar nuestro AVISO LEGAL y nuestra página de POLÍTICA DE PRIVACIDAD.

Cerrar