10 COSAS QUE VER EN MILÁN 

Tal vez os encontréis con algunos viajeros que guardan un cierto desencanto hacia Milán. Esto se debe en muchos casos a su imagen moderna y comercial ¡pero no creáis que la ciudad de la moda es tan solo un destino de shopping!. Hay muchos rincones que ver en Milán y un buen puñado de curiosidades. Si le dais una oportunidad seguro que os sorprenderá gratamente.

Os dejamos en esta lista diez lugares que hay que ver para poder decir que se conoce de verdad Milán, una ciudad llena de historia.

 

Si estáis preparando un viaje por Italia también os puede interesar:

QUE VER EN ROMA: 10 LUGARES… + 1!

10 COSAS QUE VER EN FLORENCIA

9 COSAS QUE VER Y HACER EN TURÍN

 


Si queréis ahorrar en vuestro viaje os recomendamos:

Free tour por Milán ¡Gratis!

Milan Pass


 

DUOMO

Comenzamos por el monumento más importante de la ciudad: el Duomo de Milán.

La iglesia está dedicada a la Bienaventurada Virgen Maria. Su construcción comenzó en el 1386 y fueron necesarios alrededor de 500 años para terminarla.

Esta maravilla arquitectónica, uno de los testimonios más importantes del gótico, es la tercera catedral más grande del mundo, tan solo la superan la Catedral de San Pedro en Roma y la Catedral de Sevilla.

La catedral tiene 136 agujas y sobre la mayor de ellas (de unos 108 metros de altura) se encuentra la famosa “Madonnina” (auténtico símbolo de la ciudad) una estatua de cobre de unos 4 metros de altura.

Su interior está formado por cinco naves y hay que destacar la reliquia del Sagrado Clavo de la Cruz.

Se puede subir a su terraza desde donde disfrutar de unas maravillosas vistas de la ciudad. Podéis hacerlo a pie o con un ascensor.

La entrada que incluye la subida en ascensor cuesta 17€. Si preferís subir andando, el precio es de 13€.

Catedral de Milán y azotea en ascensor con acceso rápido

Tour por la Catedral de Milán con terraza y criptas

 

GALERÍA VITTORIO EMANUELE II

Al lado de la Catedral se encuentra la Galería Vittorio Emanuele II, denominada “el salón” de Milán.

La idea de construir una galería surgió en la primera mitad del siglo XIX, tratando con ella comparar la grandeza de la ciudad con la de otras capitales europeas.

En 1859, el arquitecto Giuseppe Mengoni ideó este pasaje cubierto que conecta la Plaza del Duomo con el Teatro de “La Scala”. Fue en 1865 cuando el rey Vittorio Emanuele II puso la primera piedra.

En la actualidad, paseando por su interior nos encontramos ante tiendas de lujo, restaurantes y bares históricos. Además, aquí podemos realizar el “ritual de la buena suerte” que consiste en dar tres vueltas sobre uno mismo con el talón sobre los atributos del toro que representa la ciudad de Turín (se encuentra en la sala octagonal).

 

CASTILLO DE LOS SFORZA

Esta castillo lleva desde el 1368 siendo protagonista de la historia de la ciudad y continúa siendo uno de los castillos más grandes de Europa.

Siempre ligado a la historia bélica, fue en el ‘900 cuando fue convertido en un importante centro cultural. A día de hoy, su interior alberga varios museos, entre ellos una pinacoteca, el Museo de Arte Antiguo y el Museo Egipcio. Además, aquí podréis disfrutar de grandes obras de Miguel Ángel, Leonardo y Bramante.

El gran patio interior se puede visitar gratuitamente y es posible que os encontréis con algún evento cultural.

Si atravesáis el castillo os encontraréis en el Parco del Sempione, un bonito parque donde disfrutar de un tranquilo paseo.

 

TEATRO “LA SCALA”

El Teatro “La Scala” es uno de los teatros más importantes de Italia. Obra de Giuseppe Piermarini, se construyó por voluntad de Maria Teresa de Austria. Fue inaugurado en 1778 y ha sido el marco ideal para grandes operas italianas como el Otelo de Verdi.

Su fachada es muy sencilla a diferencia de su interior que es muy suntuoso.

Si queréis asistir a un concierto o ballet podéis consultar el calendario y encontrar las entradas en su página oficial.

Junto al teatro se encuentra el Museo de “La Scala”, donde se conserva una gran colección de documentos históricos e instrumentos musicales.

Visita guiada del Teatro alla Scala

 

SANTA MARÍA DELLE GRAZIE

Este convento dominico es un lugar imprescindible que hay que ver en Milán. ¿El motivo? Aquí se custodia la obra maestra de Leonardo “La Última Cena”, también conocida como “El Cenacolo”.

Esta obra, de 9 metros de ancho y 4 de alto, se encuentra en la pared norte del refectorio del convento.

Tanto el convento como la obra fueron incluidos en la lista de Patrimonio de la UNESCO en el año 1980.

Debido al deterioro de la obra se han tenido que llevar a cabo diversos trabajos de restauración. En la actualidad se conserva en unas condiciones ambientales muy concretas y las visitas se reducen a un máximo de 25 personas cada 15 minutos.

Si estáis interesados en descubrir más sobre Leonardo, podéis visitar el Museo Nacional de las Ciencias y la Tecnología Leonardo da Vinci. Este museo expone más de treinta modelos de las invenciones del genial Leonardo da Vinci.

Visita guiada a La Última Cena

 

NAVIGLI

El Barrio de los “Navigli” (literalmente significa buques) es una de las zonas más pintorescas y románticas de Milán, sin duda un rincón que tenéis que ver en vuestro viaje.

Esta obra, donde trabajó también el propio Leonardo, se creó para conectar el río Po con los lagos de la región.

Este barrio ha vivido momentos bastante malos, encontrandose bastante abandonado hasta ser recuperado con motivo de la Expo 2015.

Sin duda es el lugar perfecto para pasear junto a los canales, comer en una de sus muchas terrazas o tomarse una copa en buena compañía disfrutando del entorno.

Recomendamos visitarlo al atardecer, en ese momento del día el agua empieza a reflejar las luces de la ciudad otorgándole un encanto especial.

 

PINACOTECA DE BRERA

La Pinacoteca de Brera alberga una de las colecciones de arte más importantes de Italia. Nacida en 1776, estaba destinada a la formación de estudiantes de Bellas Artes.

Fue con la proclamación de Milán como capital del reino de Italia por parte de Napoleón, cuando se convirtió en un museo fruto del coleccionismo del Estado.

Aquí encontraréis obras de artistas como Caravaggio, Piero della Francesa y Raffaello. La colección llega hasta el ‘900 con obras de Braque, Modigliani y Picasso.

Pero, sin duda, la obra estrella de este museo es “El Beso” de Hayez.

En su página web podéis encontrar toda la información sobre horarios y precios.

 

IGLESIA DE SAN MAURIZIO AL MONASTERO MAGGIORE

Después de una gran obra de restauración esta iglesia renacentista ha vuelto a brillar con su exuberante belleza original.

Los trabajos de construcción comenzaron en el 1503, como anexo al Monasterio Maggiore benedictino

La subdivisión del espacio interno, uno dedicado a los fieles y otro a las monjas, da testimonio de la antigua función de esta estructura.

No os dejéis engañar por su sencilla, casi austera, fachada… ¡Su interior os dejará boquiabiertos!

Y es que su interior esta lleno de maravillosos fresco que cubren todas las paredes. No es una casualidad que sea denominada “La Capilla Sixtina de Milán”.

¡Una joya que no os podéis perder!

 

BASILICA DE SAN AMBROSIO

Esta iglesia, dedicada al santo patrón de Milán, es la segunda más importante de la ciudad tras la Catedral.

La actual basílica, una de las más antiguas de la ciudad, se construyó en el 1099.

Aunque es considerado el más importante ejemplo de arquitectura románica lombarda, hay que aclarar que su aspecto actual se debe también a modificaciones posteriores.

El exterior es bastante inusual, con dos torres de ladrillos de diferentes alturas y un maravilloso vestíbulo.

En su interior se conservan, en la cripta ipogea, los restos de los Santos Ambrosio, Gervasio y Protasio.

Además, en la pequeña capilla de San Vittore se pueden admirar mosaicos de la época paleocristiana.

Cerca de la Basilica se encuentra una columna de la época romana. En ella se encuentran dos agujeros que cuentan con su propia leyenda. Dicen que cuando Satanás no consiguió seducir a Ambrosio decidió golpearlo, pero quedo encallado en la columna con sus largos cuernos.

 

CEMENTERIO MONUMENTAL

Puede parecer extraño incluir un cementerio entre las 10 cosas que hay que ver en Milán, pero el Cementerio Monumental es un enorme museo al aire libre.

En la entrada principal es posible ver las tumbas de algunos de los ciudadanos más importantes de Milán. Estas familias “competían” para destacar sobre los demás y por ello nos encontramos con pirámides, una cama de mármol con dosel o una torre blanca.

No olvidéis coger un mapa en la entrada, así podréis visitar las tumbas de algunos de los personajes más importantes de la ciudad: artistas, personajes del espectáculo y  políticos.

 

 

DESCUENTOS Y OFERTAS PARA TU VIAJE

 

Actividades y tours en español 

Alojamientos en Milán

Seguro de viaje con un 10% de descuento

Vuelos a Milán

Guías de Milán

 

Artículos relacionados

Deja un Comentario

Al continuar utilizando nuestro sitio web, usted acepta el uso de cookies. Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información. Además puede consultar nuestro AVISO LEGAL y nuestra página de POLÍTICA DE PRIVACIDAD.

Cerrar