VIAJAR A LA ANTÁRTIDA…¡TIPS IMPRESCINDIBLES!

Viajar a la Antártida es posiblemente una de las experiencias más increíbles para cualquier viajero. Si estáis pensando en hacer un viaje a este lugar extremo del planeta, o si de momento tan solo fantaseáis con ello, aquí encontraréis toda la información necesaria.

La Antártida es considerada el desierto más grande del mundo y contiene el 90% del hielo terrestre y el 70% de las reservas de agua dulce del planeta. ¡Su extensión es una vez y media el tamaño de toda Europa!

Hacer un viaje al Polo Sur es sin duda una experiencia única, incomparable con cualquier otro viaje. Esta aventura es ideal para quienes quieran seguir las huellas de grandes exploradores y los amantes de la naturaleza y la fauna, ya que aquí podréis ver especies de pingüinos o ballenas que solo se pueden ver en los documentales de la 2… ¡Todo ello en un precioso marco de icebergs!


∴ Si estáis interesados en otras experiencias únicas podéis echar un vistazo a nuestro artículo: 10 EXPERIENCIAS EXTRAORDINARIAS


A continuación, todo lo que necesitáis saber si vais a viajar a la Antártida:

 

CUANDO IR

Para viajar a la Antártida es necesario tomar uno de los cruceros que operan desde noviembre hasta marzo, durante la primavera y el verano austral.

Aunque haya salidas durante todos estos meses, hay que tener en cuenta que la decisión de viajar en un periodo u otro cambiará por completo vuestra experiencia. Y es que por pequeñas que sean las variaciones climáticas, el paisaje y la vida de los animales varía por completo.

Si decidimos viajar en noviembre o primeros días de diciembre veremos muchos menos icebergs y la costra de hielo que se forma durante el invierno todavía puede estar muy compactada y dificultar los desembarcos. También es más complicado ver pingüinos en las costas, ya que se están ocupando de incubar los huevos.

Si decidimos emprender el viaje en enero/febrero, será más sencillo llegar a las costas y bajar a tierra, los icebergs serán fácilmente visibles y los pingüinos ya estarán con sus pequeños, porque habrán desovado en diciembre.

¡Solo tenéis que elegir qué es lo que más os atrae!

 

COMO LLEGAR 

Lo más habitual para viajar a la Antártida es embarcarse en un crucero en la ciudad de Ushuaia, en la Patagonia Argentina.

Existen otros puertos que ofrecen este servicio, como Port Stanley, en las Islas Malvinas, o Punta Arenas en Chile.

No es casualidad que la mayoría de pasajeros escojan la opción de Ushuaia ya que se encuentra geográficamente más cerca de la península antártica y sobre todo, porque es la opción más económica.

Normalmente, los cruceros tienen una duración de más de 10 días ya que 4 días son de navegación, pero si no disponemos de tanto tiempo existe la opción fly&cruise. Con esta opción podemos coger un vuelo desde Punta Arenas hasta South Shetland.

Para los que estéis interesados en una expedición aún más remota, es posible volar desde Punta Arenas hasta el Polo Sur o el Monte Vinson, con vuelos de ALE (Antarctic Logistics & Expeditions LLC). 

Otras opciones menos frecuentes para viajar a la Antártida son:

  • un crucero desde Invercargill (Nueva Zelanda) que tiene una duración de unos 10 días. Esta expedición llega una de la zonas más atractivas de la Antártida, la bahía de Ross que se encuentra permanentemente cubierta por una capa de hielo. Hay que tener en cuenta que esta ruta es una de las más caras.
  • Un vuelo de 9h y media desde Ciudad del Cabo, en Sudafrica, hasta la base científica rusa Novolazarevskaya, con ALCI, para luego embarcar en otro vuelo que os llevará hasta el Polo Sur.

 

TIPOS DE BARCOS Y NORMATIVAS

A la hora de escoger un crucero, lo más importante es asegurarse que el tour operator que lo ofrece forma parte de la IAATO (International Association of Antarctica Tour Operator). Esta asociación, fundada en el año 1991, se basa en el Tratado Antártico para garantizar un desarrollo sostenible del turismo en la Antártida.

Estos tour operators pertenecientes a la IAATO garantizan la seriedad y respeto del medio ambiente.

Por esa razón, la IAATO establece una serie de normas que los tour operators tienen que acatar para desarrollar su actividad en la Antártida. 

Dicha normativa dicta que:

  • Se le deniega el permiso para desembarcar a todos los barcos que tengan más de 500 pasajeros.
  • Pueden desembarcar solo 100 pasajeros a la vez
  • Los tour operator se tienen que coordinar para evitar que dos grupos se encuentren en el mismo lugar el mismo día.

Por esa razón existen varios tipos de barcos en los que viajar hasta la Antártida y cada uno de ellos ofrece una experiencia muy distinta.

Se puede escoger entre:

  • Yachts: hasta 12 pasajeros
  • Category I: de 13 hasta 200 pasajeros
  • Category II: de 201 hasta 500 pasajeros
  • Cruise Only: más de 500 pasajeros 

 

EL DÍA A DÍA EN EL CRUCERO

El día del embarque todo el personal del barco da una charla de instrucción y explica las normas de seguridad. Durante esta charla se ofrece a cada pasajero todo el equipo necesario para desembarcar, como unas botas de goma y una parca térmica.

Además, cada día antes de la cena se hace una reunión para comentar todo lo que se ha visto durante el día y anticipar las actividades del día siguiente.

Si se ha escogido un crucero de más de 100 pasajeros, se crean los grupos para poder cumplir con las normas de la IAATO.

En este caso, se alternaran los grupos, mientras unos desembarcan otros hacen un trayecto en una Zodiac.

Si las condiciones atmosféricas son adversas hay que tener en cuenta que habrá que pasar el día en el barco.

En este caso el personal, normalmente formado por científicos e investigadores, entretiene a los pasajeros con unas “lecturas”, unas charlas sobre distintos temas relacionados con la Antártida.

Es importante tener un buen nivel de inglés para entender estas charlas, o bien encontrar un crucero donde el personal hable español.


LAS REGLAS EN TIERRA

Tenemos que entender que viajar a la Antártida no es hacer un viaje “cualquiera”. Somos huéspedes de una tierra libre de contaminación, llena de naturaleza virgen y fauna que solo podemos encontrar en este lugar del mundo.

Por ello, hay que ser muy respetuosos una vez hayamos desembarcado.

Las reglas fundamentales son:

  • Bajo ningún concepto debemos arrojar basura al suelo
  • Esta estrictamente prohibido llevarse cualquier tipo de cosa que se encuentre allí
  • Respetar a los animales. Esto implica no darles de comer, ni tocarles y mantener siempre una distancia minima de 5 metros (seremos afortunados si el animal se acerca a nosotros sin llamar su atención)
  • No gritar ni levantar el tono de voz.

 

EL PRECIO Y QUE INCLUYE

Como ya os podéis imaginar, el precio de este tipo de viaje no es nada barato.

Los precios pueden variar desde los 5.500€ hasta los 30.000€ por persona.

Obviamente, el precio varia en función de los camarotes elegidos, los días de viajes y el número de pasajeros en el crucero.

Cuanto más largo y exclusivo sea el viaje, más caro será. Se pueden abaratar los costes buscando camarotes compartidos o barcos con más pasajeros (hasta 500, ya que sino no podréis desembarcar).

Lo mejor es buscar con tiempo el viaje, más o menos con un año de antelación, para estar pendientes de posibles ofertas.

Los cruceros son “todo incluido”. En el precio solo se pagan a parte las bebidas alcohólicas, las propinas al personal (se aconseja dejar unos 10$ al día por persona) y las actividades extra, como por ejemplo salidas en kayak o SUP o pasar una noche en un camping en tierra.

El precio del viaje incluye también un seguro de evacuación (cubre el coste de un rescate si estamos obligados a dejar el barco). Lo que no incluye es el seguro de viaje, que tendremos que contratar a parte. Este seguro es obligatorio y sin el no os dejaran embarcar.

 

VISADOS

En Antártida no existe un Gobierno que regule las entradas al territorio y por esa razón no hace falta ningún visado.

Si hace falta el visado para entrar en el país desde donde saldremos, así que habrá que informarse sobre las políticas del país elegido para tener todos los documentos en regla.

Como recuerdo de la travesía hasta la Antártida, en la oficina de turismo de Ushuaia podéis pedir que os sellen el pasaporte.

 

INTERNET Y TELEFONO

En Antártida no existe ningún tipo de red telefónica y las comunicaciones se llevan a cabo mediante conexión por satélite.

Los cruceros suelen ofrecer paquetes para acceder a internet o a la red satelital. Se puede escoger entre una conexión a internet por un límite establecido de megas, una conexión ilimitada o bien llamadas vocales por satélite con un límite de minutos.

El coste varia según la elección y compañía.

Artículos relacionados

Deja un Comentario

Que ver en Roma cabecera

Al continuar utilizando nuestro sitio web, usted acepta el uso de cookies. Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información. Además puede consultar nuestro AVISO LEGAL y nuestra página de POLÍTICA DE PRIVACIDAD.

Cerrar